Inicio Euskara Castellano

Inglés

Más de lo que creemos....(3)

La Salvación (B)

3.- La Regeneración: Creemos que la regeneración es la obra divina e instantánea (Juan 1:12-13) por la cual Dios imparte vida al que está muerto en delitos y pecados (Efesios 2:5); que el pecador muerto llega a vivir por el nuevo nacimiento, siendo regenerado y poseyendo vida eterna como regalo de Dios (Tito 3:5-7).

4.- La Justificación: Creemos que la gran bendición del Evangelio que Cristo garantiza a los que creen en Él es la justificación (Romanos 3:24-25, 28); que es así un estado de estar libre de condenación (Romanos 8:31-33); que asegura por la fe la libertad del legalismo, exención de la ira de Dios, y la posesión de la paz que sobrepasa todo entendimiento (Romanos 5:1, 9); que Su justicia es imputada a nosotros, no en consideración de ninguna obra de justicia que hayamos hecho, sino únicamente por la fe en la sangre del Redentor (Génesis 15:6).

Versículos acerca de la Salvación (Regeneración, y Justificación)

Juan 1:12-13 Mas á todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.
Ef 2:5 Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos;
Tit 3:5-7 No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavamiento de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo; El cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, Para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.

Ro 3:24-25, 28 Siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús; Al cual Dios ha propuesto en propiciación por la fe en su sangre, para manifestación de su justicia, atento á haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, Así que, concluimos ser el hombre justificado por fe sin las obras de la ley.
Ro 8:31-33 ¿Pues qué diremos á esto? Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que aun á su propio Hijo no perdonó, antes le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará á los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
Ro 5:1, 9 JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo: Luego mucho más ahora, justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.
Ge 15:6 Y creyó á Jehová, y se lo contó por justicia.

La Salvación (C)

5.- La Santificación: Creemos que la santificación es la obra divina y progresiva del Espíritu Santo (1 Corintios 6:11) por la cual Dios, sobre la base de la obra consumada de Cristo en la cruz, Su presente ministerio intercesorio y Su Palabra divina (Romanos 6:6-11), aparta al creyente del mundo y hacia si mismo y obra en y a través de él por medio de una voluntad sumisa, lo que Le agrada por Jesucristo (1 Juan 3:1-3); que esta obra culminará en la redención del cuerpo (Romanos 8:29-30).
6.- La Seguridad del Creyente: Creemos que la salvación por gracia es eterna (Juan 10:28-29); que el alma salvada, viajando por el valle de la sombra de muerte, no necesita temer mal alguno (Filipenses 1:6); que el creyente en Jesucristo nunca vendrá a condenación; y que nadie puede acusar a los escogidos de Dios (Romanos 8:35-39).

Versículos acerca de la Salvación (Santificación, y Seguridad)

1Co 6:11 Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

Ro 6:6-11 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fue crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, á fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que es muerto, justificado es del pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere: la muerte no se enseñoreará más de él. Porque el haber muerto, al pecado murió una vez; mas el vivir, á Dios vive. Así también vosotros, pensad que de cierto estáis muertos al pecado, mas vivos á Dios en Cristo Jesús Señor nuestro.
Ro 8:29-30 Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes á la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; Y á los que predestinó, á éstos también llamó; y á los que llamó, á éstos también justificó; y á los que justificó, á éstos también glorificó.
1Juan 3:1-3 MIRAD cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios: por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce á él. Muy amados, ahora somos hijos de Dios, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él apareciere, seremos semejantes á él, porque le veremos como él es. Y cualquiera que tiene esta esperanza en él, se purifica, como él también es limpio.

Juan 10:28-29 Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.
Ro 8:35-39 ¿Quién nos apartará del amor de Cristo? tribulación? ó angustia? ó persecución? ó hambre? ó desnudez? ó peligro? ó cuchillo? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo: Somos estimados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas hacemos más que vencer por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, Ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
Fil 1:6 Estando confiado de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo